¿Tienes la edad legal para beber en tu país?

¿No eres de Estados Unidos?

Selecciona tu país
UKEspañaPortugalAlemaniaItaliaEstados UnidosMéxicoAfganistánAlbaniaAlgeriaAndorraAngolaAntigua and BarbudaArabia SauditaArgentinaArmeniaAustraliaAustriaAzerbaiyánBahamasBahréinBangladeshBarbadosBeliceBeninBielorrusiaBoliviaBosnia y HerzegovinaBotswanaBrasilBrunei DarussalamBulgariaBurkina FasoBurundiButánBélgicaCabo VerdeCamboyaCamerúnCanadaChadChequiaChileChinaChipreColombiaComorasCongoCorea del NorteCorea del SurCosta RicaCroaciaCubaCôte d'IvoireDinamarcaDjiboutiDominicaEcuadorEgiptoEl SalvadorEmiratos Arabes UnidosEritreaEslovaquiaEsloveniaEstoniaEswatiniEtiopíaFederación RusaFilipinasFinlandiaFiyiFranciaGabónGambiaGeorgiaGhanaGranadaGreciaGuatemalaGuineaGuinea EcuatorialGuinea-BissauGuyanaHaitíHondurasHungríaIndiaIndonesiaIraqIránIslandiaIslandiaIslas MarshallIslas SalomónIsraelJamaicaJapónJordanKazajstánKeniaKirguistánKiribatiKuwaitLaosLesotoLetoniaLiberiaLibiaLiechtensteinLituaniaLuxemburgoLíbanoMacedonia del NorteMadagascarMalasiaMalawiMaldivasMaliMaltaMarruecosMauritaniaMicronesiaMongoliaMontenegroMozambiqueMyanmarMónacoNamibiaNauruNepalNicaraguaNigerNigeriaNoruegaNueva ZelandaOmánPakistánPalauPanamáPapúa Nueva GuineaParaguayPaíses BajosPerúPoloniaQaṭarRepública CentroafricanaRepública DominicanaRepública de MoldovaRepública Árabe SiriaRuandaRumaníaSaint Kitts y NevisSamoaSan MarinoSan Vicente y las GranadinasSanta LucíaSanto Tomé y PríncipeSenegalSerbiaSeychellesSierra LeonaSingapurSomaliaSri LankaSudáfricaSudánSueciaSuizaSurinamTailandiaTanzaniaTayikistánTimor-LesteTogoTongaTrinidad y TobagoTurkmenistánTurquíaTuvaluTúnezUcraniaUgandaUruguayUzbekistánVanuatuVenezuelaVietnamYemenZambiaZimbabwe
10/03
2021

¿Cómo se creó la marca de ginebra más galardonada del mundo?

Martin Miller y dos amigos suyos, David Bromige y Andreas Versteegh, desataron la nouvelle vague de la ginebra en 1999 con el lanzamiento de la ginebra Martin Miller’s.

Por aquel entonces nadie se imaginaba que se convertiría en la primera ginebra premium del mercado ni que daría el pistoletazo de salida para el renacimiento de esta bebida, convirtiéndose en la marca de ginebra más galardonada del mundo desde 2005.

Pero ¿cómo empezó todo? Para responder a esa pregunta debemos remontarnos a finales del verano de 1998. Imagínate un bar de lo más tranquilo en Notting Hill Gate en el que tres amigos se estaban tomando tres gintonics de lo más anodinos.

Uno de ellos, un tal Martin Miller, no paraba de remover los hielos a medio derretir y de mascullar frases incomprensibles. De repente, retiró la copa, levantó la mirada y dijo:

—¿Sabéis qué voy a hacer?

—No —respondieron sus dos amigos.

—Voy a fabricar mi propia ginebra.

—Pero ¿tú qué te has bebido? —replicaron.

A lo que Martin les contestó:

—Imaginemos que el tiempo y el dinero no fuesen problema. ¿Qué haría falta para conseguir la ginebra perfecta?
Lo único que sus amigos acertaron a hacer fue encogerse de hombros.

—¿Os digo lo que creo?

Sabían que la respuesta que dieran le iba a dar lo mismo.

—Pues creo que la ginebra no debería saber así —afirmó frunciendo el ceño—. ¿No se supone que la ginebra debería estar buena? Es más, no solo buena: buenísima; incluso a palo seco. ¿No se supone que la ginebra no debería ser otra bebida sin gracia, que pase sin pena ni gloria, sino la más cautivadora de todas ellas?

—Pero ¿existe algo que no se haya inventado ya? —le preguntó uno de los amigos. —¿No deberíamos aportar alguna innovación o contar con algún ingrediente secreto? —replicó el otro.

Tales preguntas sacaron a Martin de sus casillas.

—¿En serio no os dais cuenta de lo que os estoy diciendo? —gritó cabreado. —¡No quiero fabricar una ginebra experimental, que sea flor de un día y que huela a la colonia de mi abuela! Quiero crear un clásico contemporáneo, uno que vaya dirigido a todas esas personas que saben apreciar una buena ginebra.

Continuó un poco más tranquilo. —Como os decía, la ginebra, por definición, debe cautivar, y quiero que la mía sea la más cautivadora de todas.

Cogió una servilleta de papel y empezó a garabatear una lista. —El enebro lo traeremos de la Toscana y la India y la corteza de casia, de China. Vamos a recorrernos Francia de norte a sur en busca de la mejor angélica y el lirio de Florencia... os dejo adivinar de dónde lo vamos a sacar.

Levantó la vista y continuó. —Una cosa os voy a decir. Mi ginebra evocará el aroma de las flores orientales al atardecer y la fragancia de los naranjos en una cálida noche sevillana.

Observó a su alrededor y murmuró: —Y además, quiero que me susurre los secretos de las acículas de los abetos mecidas por la brisa invernal.

Sus amigos cruzaron varias miradas sin entender muy bien qué estaba pasando mientras él releía la servilleta, subrayando cada detalle de la lista una y otra vez.

—¿Y la destilación? ¿Qué hacemos con la destilación? —preguntó uno de ellos.

Y él le respondió inmediatamente. —Eso está ya más que decidido.

—Vamos a buscar al mayor experto en destilación de Inglaterra y le diremos que solo podrá echar mano de métodos absolutamente tradicionales.

Y entonces se puso un poco exquisito con la idea.

—No voy a parar hasta conseguir el corte ideal de la destilación, que se obtenga del corazón de la bebida. Será atrevido como un traje de Savile Row y a la vez suave y refinado como ese Bentley clásico que tenía hasta hace nada.

En ese momento empezó a reírse entre dientes.

—¡Lo tengo! Voy a crear un clásico contemporáneo pero con un girito tradicional. Va a ser la ginebra más fresca y suave que hayáis probado en vuestra vida.

Se quedó pensativo y con un último gesto elegante concluyó: —Fijarnos hasta en el más mínimo detalle. Ese va a ser nuestro ingrediente secreto.

—¿Es lo clásico lo que le va a aportar ese encanto?

—Bueno, algunos dirán que el secreto está en el agua —dijo Martin, rompiendo por fin el silencio.

—¿A qué te refieres? ¿Qué secreto? —preguntaron sus amigos.

—El resto de ginebras utilizan agua desmineralizada.

Sus amigos parecían desconcertados. —Ya, bueno. ¿Y? —respondieron.

—¿Sabéis cómo llaman los islandeses al agua desmineralizada? Agua muerta. Como oís.

—¿Muerta? Preguntaron con la mirada ausente. —¿Cómo que muerta?

—Los islandeses creen que al procesar o desmineralizar el agua es como si se le quitara algo... su vitalidad.

—¿Su vitalidad? —lo miraron dubitativos.

—Sí, sí —respondió.

A continuación, como si estuviera hablándoles a unos niños pequeños, añadió: —Los islandeses siguen creyendo que los elfos y los espíritus habitan en todos los elementos. Los llaman la «gente oculta» y creen que otorgan vida al mundo natural. Los respetan muchísimo. Viven en las rocas, en las cuevas y en el agua, por supuesto.

Sus dos amigos parecían incrédulos.

—Vale, tenéis razón —afirmó—. No es el único motivo por el que tenemos que utilizar ese tipo de agua. No solo es la morada de las hadas, sino también el agua más pura y blanda sobre la faz de la tierra.

Los miró esperando que le siguieran la corriente. —A ver si así os parece mejor. Imaginaos cómo era el agua que caía en forma de lluvia cuando la Tierra era un planeta más joven y estaba algo menos contaminado. Ahora pensad que esa misma lluvia tarda miles de años en filtrarse a través de cientos de metros de granito y lava para brotar en forma de agua con una pureza y una blandura inigualables. Y que además es perfecta para hacer ginebra.

Sonriendo para sí mismo, continuó: —Por eso, si alguna vez necesitáis una demostración de que cualquier tiempo pasado fue mejor , un trago de ginebra Martin Miller’s debería ser la prueba irrefutable.

En ese momento ya sonreía cual gato de Alicia en el país de las maravillas. —Martin Miller’s, la ginebra con más encanto del mundo.

—¿Vas a viajar 2500 kilómetros para ir a buscar agua? —preguntaron sus amigos con incredulidad.

—Por supuesto —replicó él sin dudarlo.

—ESTÁS LOCO—dijeron—. HAGÁMOSLO.

Nuestras Ginebras

Martin Miller’s Gin es ampliamente reconocida como la primera ginebra “super-premium” del mundo. Ha ganado regularmente más premios a la excelencia en las principales competiciones internacionales que cualquier otra ginebra en los últimos 15 años.

OriginalGinebra Martin Miller

Original

Destilación inglesa no convencional, separando los botánicos, mezclado con el agua más pura de Islandia.
¿Locura o Genialidad?
WestbourneGinebra Martin Miller

Westbourne

Apoyar la innovación y la coctelería con una ginebra
de sabor más intenso y mayor graduación.
¿Locura o Genialidad?
9 MoonsGinebra Martin Miller

9 Moons

Envejecer nuestra mejor ginebra en barricas de roble francés en el clima frío y seco de Islandia. ¿Locura o Genialidad?
SummerfulGinebra Martin Miller

Summerful

Añadir botánicos de veranos islandeses e ingleses a una premiada ginebra. ¿Locura o Genialidad?
WinterfulGinebra Martin Miller

Winterful

Añadir sabores de invierno ingleses
e islandeses a una ginebra con múltiples premios.
¿Locura o Genialidad?
0